Blogia
REVISTA DIGITAL MENTES-INQUIETAS

TWO GALLANTS

ACTUARÁN EN ACUSTICO EN MADRID 

Two Gallants son Adam Stephens y Tyson Vogel.  Su nombre proviene de una historia corta de James Joyce. Tocan, ellos dos sólos, sin más ayuda, batería, guitarra, voces, harmónica, y piano cuando la ocasión lo requiere. Crecieron en la ciudad de San Francisco y se conocen desde que tenían cinco años. Han estado juntos en diferentes bandas desde que tenían doce. Y han sido Two Gallants desde 2002, intentando rematar la fórmula que ha acabado haciendo de esta banda algo casi imposible de definir. Su puesta en escena, la exuberancia del sonido que en directo provocan siendo tan sólo un dúo, les ha traído las inevitables comparaciones con White Stripes. Two Gallants han sido clasificados como garage-folk, country-alt-punk, country mojado en whiskey o hardcore amable. Sus influencias van de los músicos de country y blues de los años 20 y 30 como Skip James, Robert Wilkins y Clarence Ashley, a las bandas punk más recientes como Hickey o Operation Ivy. Canalizan el espíritu del primer Bob Dylan y de Leonard Cohen a través del sonido Americana de John Fahey y de una sensibilidad punk moderna, funden sudorosa energía punk, épica literaria y honky-tonk de lágrima en cerveza, y a veces suenan como unos Pogues acometiendo la antología de la música folk americana de Harry Smith. Y hablan, siempre, Adam y Tyson, de las emociones de la vida diaria, esas emociones que a todos nos llegan.   

Pero a pesar de todo,  su sonido se enraiza mucho más allá de lo que su lista de influencias, no importa cuan significativas, pudiera sugerir. Las canciones de Two Gallants son a menudo brutales, inclementes pero cómicas, íntimas y confesionales pero siempre dignificantes. Se mueven fácilmente entre diferentes géneros y sentimientos, unas veces sugiriendo el animado melodrama del viejo country, y otras de la forma abrasiva y cortante del hardcore. Su visión poética es expresada de forma preciosista a través de una imaginería lírica compleja y una dinámica simbiosis de guitarras y ritmos que explota a partir del silencio y se nos devuelve de forma impredecible y sin prestarnos siquiera el confort que siempre aporta la repetición. Sortean esa restricción que dice que las canciones deben ser breves y decir poco, dejando al oyente atrapado en un conflicto de emociones y enfrentado a la necesidad de cuestionarse un buen puñado de cosas. Su nuevo disco verá la luz, vía Saddle Creek / Popstock! el próximo mes de Enero. Ahora llegan a Madrid para demostrarnos en un concierto acústico de lo que son capaces. Yo que tú no me lo perdería, porque van a ser grandes, muy grandes. Luego no digáis que no estabais avisados.

::MENTES-INQUIETAS::

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres