Blogia
REVISTA DIGITAL MENTES-INQUIETAS

CONVERSACIONES DE ASCENSOR II

-Hola.
-Hola. Hola (se oye repetir más bajo).
……
(Y el ascensor que no baja).
……
(pi pi riiiii)
……
-Puto ascensor (piensas).

Y entonces llega. Un ascensor vacío. Hasta el último piso que ha ido el “majo” de tu vecino que no te esperó (seguro que lo hizo a conciencia). Abres la puerta y dejas pasar a las dos vecinas que esperaban contigo. Vienen hasta arriba de bolsas y tu eres un chico muy bien educado. Se cierran las puertas y empiezas a subir. ¿Y a donde miras? Primero miras al techo, pero te lo sabes de memoria, así que miras al marcador. Que pena, no va más rápido por mirarlo más. Encuentras la solución, tus vecinas. El pan, dos pizzas de casa tarradellas, huevos. En fin lo típico que compra una madre. Decides cambiar de dirección. Un primer golpe de vista y ves a tu vecina, bajas la vista, a las bolsas, y te das cuenta de que esos pantalones piratas ajustados y esas playeras nike no puedes ser muy mayores. Te haces el “longuis”, vuelves al absurdo dibujo del techo y esperas tu momento. Tic, tac, tic, tac. “ahora no mira”. Y das otro golpe de vista, sin fijarte demasiado, lo justo para ver que tiene más de 18 años y menos de 21, el pelo castaño con mechas rubias, lleva una camiseta roja sin mangas y los tirantes del sujetador son transparentes y mirando a las bolsas para disimular empiezas a darle vueltas al tarro.

-Que pena que esté su madre.
-¿A que pisa irá?
Totalmente hormonado eres incapaz de darte cuenta de que en el marcado está pulsado el piso, con una luz parpadeante.
-Esa luz me está rayando un montón. ( ¡¿Y por que no miras cacho inútil?!)

Es el momento del segundo repaso. Pero esta vez estás tan sumamente absorto en tus estúpidos pensamientos que te da igual si ella se va a dar cuenta o no. “Los zapatos ya los conozco... El pantalón también… mmm, no le quedan mal del todo. Bonito piercing..." Y en ese momento te das cuenta de que estás más salido que el pico de una plancha. Y de que te está mirando. Oyes un gong en tu cabeza, te quedas pálido, piensas: “Tierra trágame” al mismo tiempo que te dices a ti mismo “¡imbecil!”. Y es que eres tan listo que no se te ocurre cambiar la mirada. Con el cuello de medio lado, encorvado, y con una joroba que pareces el camello de “camel” esperas que un milagro te salve. Y llega, el milagro llega, ella te sonríe. Oh… Que gran momento. Todos tus deseos concedidos, te derrites, y en un esfuerzo sobre humano le dedicas la mejor de tus sonrisas, y rectificas esa postura de “Golum” que habías adoptado. Eres el rey del mundo, un triunfador que ha conseguido la sonrisa de la vecina más guapa… ¡El jefe! El jefe que se tenía que haber llevado una buena torta bien merecida(suya y de su madre). Pero tú eres el rey y no te das cuenta de eso (¡cazurro!).

Suena el timbre del ascensor, tus vecinas salen, tu, orgulloso de ti mismo, sacas pecho, te sonríes en el espejo y continuas subiendo pensando lo idiota que eres porque ni siquiera sabes en cual de las 8 puertas que hay en cada piso vive, ni como se llama y mucho menos que la diosa que tienes por vecina piensa que eres un baboso con el que prefiere no volver a cruzarse en el ascensor. Llegas a casa, te echas a la cama y piensas: “Mañana le pregunto su nombre”.

Firmado: EL TENIENTE.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

mariuca_kantabria! -

Qué hay!que estaba visitando vuestra página por lo que son las influencias del miguelo que hace propaganda!!!quería felicitar al teniente por sus conversaciones de ascensor!me ha gustado más el segundo que el primero pero los dos están muy bien!voy a ver si se me ocurre algo pal concurso de dibujo y lo mando aunque tengo entendido que tengo por ahí dos compañeros arquitectos que me lo van a poner difícil!!un saludo de una santoñesa.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres