Blogia
REVISTA DIGITAL MENTES-INQUIETAS

                                         

THE CULT.

Presentación Azquena Rock Festival ´06.

Domingo 4 de Junio-Madrid-La Riviera.

 

Como ya anunciaba el nombre de la gira The Cult han vuelto con su faceta más salvaje y dejado atrás el sonido de “Music Without Fear”. Las afinaciones han vuelto a su lugar, la guitarra de Billy Duffy vuelve a sonar con la elegancia de antaño, Astbury está pletórico, Tempesta ha imprimido una mayor crudeza a los temas y el resto de la banda no desmerece en absoluto.

Con este nuevo/viejo planteamiento The Cult nos dieron una noche para el recuerdo, un concierto memorable en el que sonaron la mayoría de sus grandes clásicos, e incluso alguna sorpresa, demostrando que cuando quieren pocas son las bandas que les pueden hacer sombra. Pocas son las noches en las que uno puede ver tal despliegue de elegancia, clase, actitud y buena música.

Repasaron buena parte de “Love”, She Sells Sanctuary, Rain, Revolution…, pero cuando sonó The Phoenix a un servidor casi se le sale el corazón, no todos los días tienes la oportunidad de ver como uno de los grupos de tu vida toca una de las canciones de tu vida, y como la tocaron.

Evidentemente el “Electric” siempre disfruta de un puesto de honor en cualquier concierto de The Cult y como era lógico descargaron  Wild Flower, Peace Dog, Lil´Devil…, pero esta vez lo hicieron como hacia años que no lo hacían. Por fin las canciones del “Electric” volvían a sonar al “Electric”, haciéndonos olvidar su poca afortunada interpretación en el DVD de su anterior gira.

De “Sonic Temple” descargaron Fire Woman, Sweet Soul Sister y Edie, interpretada en acústico por Astbury y Duffy , recuperando la magia de aquella versión acústica incluida en las olvidadas “Manor Sessions”, que sabio es Chris Goss, y logrando uno de los momentos más emotivos de la noche. Ya era hora de que estos dos hombres se dieran cuenta de que hay algo que está por encima de los dos y eso es The Cult. Vuelve a existir complicidad entre ellos, pueden sentarse los dos solos a tocar de nuevo, vuelven a mirarse como dos crios traviesos, vuelven a reírse juntos… y todo eso se traduce en un show de tres pares.

La “sorpresa” de la noche vino de la mano de Wonderland del “Ceremony”, un disco que como ya viene siendo habitual goza de escasa o nula representación en sus shows, al igual que su disco homónimo del que no tocaron ni un tema, aunque su pongo que esta etapa la dan por cubierta con The Witch, tema fetiche de Astbury, perteneciente al “Pure Cult” e In The Clouds, una cara b que pocas veces suele faltar en sus set-list.

 Y por último de “Beyond Good And Evil” nos brindaron un Rise que no hizo más que reafirmar la grandeza de una banda tan necesaria como imprescindible e irrepetible.

Peace & Love

 

.Iván.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres