Blogia
REVISTA DIGITAL MENTES-INQUIETAS

DESEOS SIN HECHOS

Ayer recibía un sms felicitándome las navidades y esperando que todos mis deseos para el 2007 se hicieran realidad. La explosión de júbilo, solidaridad e inocencia que estas fechas nos contagian son de admirar en cada uno de nosotros. Todo ello unido a un decorado de lujo: luces de navidad, belenes en el barrio, el “Feliz Navidad” de ese vecino tan arisco que nunca nos saluda y familias unidas por unos días para viajar de tienda en tienda buscando el regalo más fastuoso.

Todos los que hoy nos felicitamos ,hace dos años vimos consternados en los telediarios de todo el mundo como una siniestra ola llamada Tsunami – qué bella palabra y que terribles consecuencias- anegaba  todo el sureste asiático, sin dar crédito a este fenómeno de la naturaleza , aún hoy.

 

“Envía Tsunami al 7224” era la frase más escuchada en las fechas posteriores, ¡Qué alarde de generosidad! Las diferentes cadenas de televisión se  jactaban de elevar sus recaudaciones a millones de dólares para ayudar  mejorar la paupérrima situación que en la zona del desastre se estaba viviendo.

 

Telemaratones  por Asia, Especial Tsunami, fotos de los presidentes de los principales gobiernos del mundo donando millones de euros o reportajes a la hora de comer en la televisión nos hicieron mejores personas, invirtiendo nuestro dinero en un lavado de conciencia virtual.

 

Dos años después Cruz Roja Internacional confirma que el 50% de aquellas ayudas no han llegado –aún- a su destino. Los periódicos y los programas de actualidad padecen de amnesia y los ministros del mundo ya no visitan la zona para recoger la instantánea de su visita al lugar.

Las herrumbrosas casas que hace dos años fueron derribadas siguen intactas , los ojos huidizos de los que fueren niños ahora son miradas escépticas de adolescentes con un futuro poco esperanzador y las instituciones todavía no tienen en la zona instalados los dispositivos que alerten de fenómenos como el temible Tsunami.

 

A la vista de todo esto, estas navidades deberíamos mandar un sms con la palabra Tsunami buscando que los ciudadanos de Sri Lanka consiguieran decir sin pudor “Feliz Navidad”, que el año nuevo en Ruanda les llevara un trozo de pan y que en Palestina se consiguiera pronunciar la palabra Libertad.

 

Víctor R.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

Adri -

Así es el hombre, se lava la conciencia unos segundos con un sms-donación/loquesea, pero al segundo y medio, como ya ha "aportado su granito de arena", se olvida.
Y como ya ha comentado alguien, la prensa busca lo que busca, nada altruista, desde luego.
Así que, sí, una mierda de realidad. Mucho más cómodo decir, es q yo ya no puedo hacer más. De hecho yo me incluyo en ese grupo de egoístas que (de momento) sólo piensan en su realidad, porque, para el resto del mundo, no tengo tiempo.
Salud.

Pablo -

Gracias por la reflexión brother.....

maría -

A eso se le llama REALIDAD, triste pero cierto. Hay que hacerse a la idea del funcionamiento que tiene este mundo, que el día a día es muy importante y que a la vuelta de la esquina, siempre, hay desgracias y cosas buenas. Por eso, lo mejor es intentar llevarlo lo mejor que se pueda y hacérselo más llevadero a los que nos rodean.
Un beso ;P

Xisco -

Es increible...
La prensa solo busca sacar noticias,vender desgracias, tener audiencia, los politicos ganar votos, hacerse la foto, la empresas dar buena imagen y al final todo queda en buenas intenciones, que triste pero que real es..

Labana -

Buena reflexión...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres