Blogia
REVISTA DIGITAL MENTES-INQUIETAS

Wolfmother en Azkena Rock Festival 2006

Quizás uno de los grupos más atractivos para el Azkena de este año sean los Wolfmother. A priori incógnita, los australianos vendrán a presentar su primer disco de estudio. Cuando piensas que con una portada así va a sonar un nuevo disco de Urian Heep, te llevas una grata sorpresa. Wolfmother entran bien a la primera escucha: Rock que rememora los ’70, con riffs potentes y una voz muy bien educada, pero también con una buena dosis de psicodelia a lo largo de todo el disco. Por pasajes nos recuerdan a Black Sabbath o Led Zeppelin, con partes progresivas elaboradas. El disco en general es bastante machacón, con guitarras pesadas y mucho ritmo (un batería sobresaliente).

Wolfmother son un clásico power-trio: Guitarra, bajo y batería. Con algún que otro órgano que se encarga de tocar el bajista (un espectáculo en directo, por cierto).

El disco abre con “Colosal”, que nos avecina lo que se nos viene encima. Un tema potente y elaborado, tan colosal como su nombre indica. Le sigue el poderoso “Woman”, sin duda el mejor tema del álbum, tema frenético que parece hecho para saltar de tu equipo de música y golpearte duro en la cara. “White unicorn” es el tercer corte del disco; que capta la esencia más Zeppeliana de la banda desde el primer acorde. “Pyramid” coquetea en algunas fases con la psicodelia que recuerda por a los primeros Pink Floyd, para luego estallar en un potente rock que continúa la línea del disco.

Hasta el quinto corte no llega la calma; “Mind’s eye” es el primer tema lento del disco, que se agradece después de la orgía de guitarrazos. Es una belleza rara, con una melodía delicada y extravagante por momentos. A mitad de canción, el tema se transforma mientras un enloquecedor hammond acelera el ritmo y el tema  alcanza su desenlace en un cuidado caos musical. Después de la calma, de nuevo la tempestad: Otro tema machacón salpicado de psicodelia  donde la guitarra cobra el protagonismo: “Joker & the thief”. A continuación “Dimension” el tema que más recuerda a Black Sabbath del disco, con partes oscuras donde la voz se confunde por momentos con Ozzy Osbourne. Una preciosista guitarra acústica inicia “Where the eagles have been”, un buen medio tiempo guitarrero, en la línea del disco. “Apple tree” saca la vena punk-rock and roll, más sucia y frenética del grupo en un tema muy acelerado.

Los australianos deciden darnos otro descanso en el corte décimo “Tales from the forest of  the gnomes”, con otro tema raro y psicotrópico, pero de gran belleza en muchas de sus fases. “Withcraft” es más de lo mismo: Caña  a destajo. El disco acaba con “Vagabond” un tema country (solo falta un banjo), que te transporta a una taberna irlandesa donde agitas tus jarras de guiness al aire mientras la gente baila a tu alrededor. Una forma muy alegre y original de acabar el disco, que te ayuda a desintoxicarte un poco de tanto guitarreo. En definitiva, los Wolfmother han parido un disco sublime en muchos aspectos, pero limitado en otros muchos. Lo mejor es la potencia y la contundencia del disco así como el contraste con los temas más “delicados”. Por contra, llega a ser un disco un poco cansino debido a la poca variedad. Sensacional debut de una banda que dará mucho que hablar en un futuro muy próximo y cuyo directo promete ser explosivo.  

¡En el Azkena seremos testigos! 

::Alex Camargo::

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres