Blogia
REVISTA DIGITAL MENTES-INQUIETAS

MUNICH

Munich

Steven Spielberg.

 

He de reconocer que nunca ha sido un fan del Sr.Spielberg, me quede dormido viendo “Inteligencia artificial” , me salí de la sala en “Minority Report” y de su obra pretérita sólo destacaría “Tiburón” y poco más. Pero el cine siempre te da sorpresas y aquí me encuentro en pleno 2006 quitándome el sombrero ante una obra tan interesante como necesaria.

A partir de los atentados de 1972 Spielberg reconstruye la respuesta israelí al conflicto, cuestionando la legitimidad de dichas acciones y humanizando la función del verdugo, víctima de las decisiones políticas y encarnado por un Eric Bana en estado de gracia.

Muchos han sido los que han visto en el film una crítica a la comunidad judía, como prueba su castigo en los Oscars, no debemos olvidar que dicha comunidad es una de las más influyentes y poderosas de Hollywood, pero quizá han sido estos los que no han entendido nada al realizar un análisis muy somero y partidista del film.

 

Bajo mi punto de vista creo que Spielberg se ha cansado ya de esa actitud, repetida hasta la saciedad, políticamente correcta con todo lo que rodea al mundo judaico. Harto de esa actitud paternalista que casi todo el mundo profiere hacia su comunidad, ha plantado un análisis mucho más profundo y autocrítico. Durante siglos hemos sido el chivo expiatorio de occidente, pero eso no nos convierte necesariamente en santos.

Por ello no esperéis encontraros la típica película con malos de cartón piedra y héroes sin par. Lo que aquí se plantea es algo mucho más humano, todos podemos ser capaces de lo mejor y de lo peor, sin excepción de raza, género o procedencia.

En fin, un film redondo que cubre su faceta comercial, entretener, pero que también busca fines menos altruistas.

Peace & Love.

 

Iván.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres