Blogia
REVISTA DIGITAL MENTES-INQUIETAS

EL OTRO LADO DE UN FESTIVAL EMINENTEMENTE COMERCIAL

El municipio de Benicássim está viviendo la resaca del FIB 2005 y sus calles y playas se recuperan de la masiva llegada de visitantes que, en una semana, han dejado un beneficio económico aproximado de nueve millones de euros.

Según el concejal encargado del certamen, Carlos Díaz, las largas colas en los cajeros automáticos, en los supermercados o las esperas para conseguir mesa en cualquier restaurante evidencian el "enorme" impacto económico que el festival de música independiente supone para este municipio de Castellón.

Según la estimación del concejal, los "fibers" que llegaron el lunes y estuvieron toda la semana en Benicássim se han podido gastar unos 500 euros de media frente a los 200 euros aproximados que se han dejado en el municipio aquellos que sólo pasaron el fin de semana.

"Se ha notado el poder adquisitivo de la gran cantidad de extranjeros que han venido este año con dinero para gastar; por ejemplo, en que nunca se habían cogido tantos taxis como en esta edición", comentó el edil.

Asimismo, señaló que el sector hostelero ha obtenido importantes beneficios y que este año están doblemente satisfechos porque han visto cumplida una de sus principales exigencias, aunque sea a partir del próximo año: que el FIB se celebrase en el mes de julio.

En este sentido, Díaz ha recogido la satisfacción con que el sector hostelero espera el FIB de 2006, ya que, "como la ocupación en julio es menor, los hosteleros en Benicássim podrán dar un servicio de mayor calidad, así como ofertar más alojamientos para los que vengan al festival".

Por otro lado, el concejal explicó que las brigadas de limpieza y mantenimiento del Ayuntamiento están plenamente activas para "devolver la normalidad a las calles del municipio" y, sobre todo, a la playa del Torreón, que tras acoger el pasado lunes la fiesta de despedida -con cuatro actuaciones de otros tantos pinchadiscos- a la que asistieron unas 15.000 personas, "quedó hecha un asco".

Por último, Carlos Díaz afirmó que "ahora se trata de hacer balance par ver qué servicios e infraestructuras debemos mejorar" para el FIB del año que viene que, según las previsiones de la organización, podría celebrarse el tercer fin de semana de julio. [T5]

¿Festival de música o negocio de costa?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres