Blogia
REVISTA DIGITAL MENTES-INQUIETAS

LADYTRON LLEGAN A ESPAÑA EN MAYO

8 de MayoàPlaya Club (A Coruña)// 9 de MayoàSala Heineken (Madrid)// 10 de Mayoà Parque de los Campos Eliseos (Lleida)

En el mundo del pop, a los grupos se les conceden tres discos para convertirse en ellos mismos, aunque el tercer álbum es una rareza cada vez mayor en esta época. De modo que es cada vez más raro encontrar que una banda de cuatro chicos y chicas afincada en Liverpool, haya alcanzado este hito con 'Witching Hour', su mejor álbum, aunque por supuesto un álbum que presenta la propia idiosincrasia característica de esta banda. 

Aunque 'Witching Hour' es un álbum que llega más allá que sus predecesores, es cálido y denso y hay un sentimiento mágico encerrado en sus trece canciones - Ladytron han alcanzado al fin la gracia de ser ellos mismos. Es el primero de sus discos que ofrece una visión de lo que realmente son Helen Marnie, Mira Aroyo, Daniel Hunt y Reuben Wu. Pueden hacer música sintética y fresca al mismo tiempo, pero a diferencia de sus predecesores, '604' y 'Light & Magic', su tercer trabajo, 'Witching Hour' es salvaje e inestable; es un disco “synth-pop” cargado de una energía desenfrenada.

De hecho, la belleza de 'Witching Hour' no radica en adivinar qué instrumentos son los que suenan, consiste en maravillarse del hecho de ver que Ladytron han creado un puñado de canciones espectaculares. La brutal y hedonista 'Sugar', la fácil 'Destroy Everything You Touch' y 'High Rise' son tan estridentes como 'Seventeen', pero vienen engalanadas con retorcidos e intrincados FX. Sumergida por completo en los sintetizadores, la pieza central del álbum es tal vez 'Soft Power', de la cual proviene el título del disco: un pulso electrónico con una atmósfera  que nos recuerda a una temprana Kate Bush, su contrapunto, 'Fighting In Built Up Areas', es la última canción del dance industrial en Bulgaria. 

Si 'Witching Hour' es oscuro, es también y lo que es más importante, una profunda experiencia emocional. "La idea de que somos fríos y despegados," dice Helen "no podía estar más lejos de la realidad”.  La canción que cierra el disco, 'All The Way', es lo mejor que han grabado, es una canción espectral y hermosa, como un momento casi inconsciente de la banda sonora de Lost in Translation.

::MENTES-INQUIETAS::

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres