Blogia
REVISTA DIGITAL MENTES-INQUIETAS

Feliz cumpleaños Biktor-Crik. Cuantos más mejor.

Tras éste parón que se ha producido en nuestra “inquietud” de nuestro singular camino, celebramos el 20 cumpleaños de dos integrantes de la misma: Jack Kerouac como presente redactor, y una futura colaboradora –o eso espero/esperamos – Crik.
Oriundos de diferentes poblaciones, pero con el 11 de Abril como fecha de principio.

El anterior artículo que muchos habéis leído titulado "Desde Santandeer con amor" mostraba juegos de palabras un tanto abstracto , y muy limitado en su comprensión. Todo tiene su significado, y éste se denomina embriaguez en sus narradores, no muy lejano de la situación que existe actualmente. Mi tocayo Jack –Daniel´s- me ha suministrado botellas por la inauguración de esta página, y la dosis de inspiración que ha provocado en los integrantes de mentes-inquietas al tomar de su bebida está siendo muy satisfactoria, con grandes porciones de conmoción sensiblona y con altas probabilidades de irritación a lectores pragmáticos, o exentos de rasgos pasionales -corre como aviso a cuenta de posibles ascos a J.K tras su lectura-

Hincando el tema desde su esencia, un cumpleaños y sus consecuencias
–celebraciones, regalos, amigos,…- son siempre atractivos de un día especial para la gran mayoría, aunque el "es tractivo" se está transformando en "fue atractivo" ; me explico.
Cuando cruzo conversaciones con “recién cumpleañeros” exclaman improperios ante el panorama oscuro y en picado hacia el abismo que se les presenta; más aún si el dígito en su casillero particular comienza por 2,3…
No comprendo esa situación, cuando todos hemos deseado llegar a mayores desde que nos presentaban nuestros ascendentes a su círculo de amigos como imberbes a unos y como Lolitas a otras. Todo este afán por ser adulto se genera desde que trotábamos felizmente con el balón por el patio del colegio y se acercaba un chico de 3º de BUP y apoderándose de nuestro precioso esférico, mandándolo más allá de donde nuestra vista acechaba, mientras nosotros musitábamos entre dientes:”..Como llame a mi hermano mayor..”o tal vez “..Cuando yo sea mayor…”.Los primogénitos debían esperar a ser mayores para su venganza,…
Menarquías en bellas niñas que se convierten en mujeres. Quinceañeros con sus primeros cabellos en lugares donde las féminas manos todavía no se han postrado, tienen ya licencia para comenzar a ser poco decorosos con los peques del corral, cumpliéndose nuestro ansiado objetivo del recreo del viernes.
Por supuesto, no podía salir todo perfecto, y vuelven más retos, que ya no se deben al mundo infantil, sino a los mayores…-¿cuando seremos adultos ?-
- “A la 1,y si no estás conforme, quizás tengas que volver a casa a las 12”-finalizaban nuestros padres tras el consiguiente portazo. Nos resignábamos con el temple de que seguíamos siendo unos personajes limitados a los mayores, a los más mayores…
Y ahora , mayores e independientes en la vida cotidiana, seguimos poco conformes con nuestra edad, ¿y la razón cuál es?¿Comenzamos a ver nuestro viaje hacia el vacío sin paracaídas?
Quizás si todos siguiéramos encontrando trabas ingenuas, muros inofensivos o averiguáramos los retos de nuestra edad, dejaríamos las candorosas depresiones de los 20,los 30,o los 40 para el testamento póstumo y seguiríamos nuestro viaje sin escalas en lugares absurdos.
Fijaros en mi amigo Jack D., desde 1866 haciendo de las suyas en cada noche;).Así que basta de lamentos ; exprimamos las noches, pasemos dignamente los días, y olvidemos antiguos corazones para inspeccionar nuevas camas sin ahorrar en experiencias.

:: Jack Kerouac ::
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres